Dirección IP: Qué es y para qué sirve

Entiende qué carajos es una dirección IP. Seguro que lo has oído alguna vez, sabes que existe, que está ahí y que algo hará, pero si te lo preguntan, ¿sabrías responder qué es una dirección IP con acierto?.

Ya sea por causas de trabajo, estudios o simple curiosidad, a continuación vas a poder encontrar toda la información que buscas sobre el direccionamiento IP.

 

¿Qué es una dirección IP?

IP proviene de «Internet Protocol». Un protocolo que junto a muchos otros posibilita las comunicaciones en muchas de nuestras redes. Si no existiera, los ordenadores no se podrían comunicar entre ellos a través de Internet. De hecho trato el protocolo IP en toda su extensión en otro post, ¡así que no divaguemos y vamos al grano!

DEFINICIÓN

Una dirección IP no es más que un número binario de 32 bits dividido en 4 bloques numéricos (o lo que es lo mismo, 4 bytes) que sirve para identificar a un dispositivo electrónico, a estos aparatos los llamaremos hosts.

Un host puede ser un ordenador, un móvil, un servidor, una nevera, una televisión, etc. De hecho, cualquier dispositivo capaz de conectarse a Internet lo puede ser.

Las IP vendrían a ser como el DNI de una persona, que permite saber quién es e identificarla en caso de que cometa una infracción o acto ilegal o ayudarla en procesos de la vida diaria. Si salimos a explorar Internet, la IP realiza esta función. Así pues, deducimos que cada dirección IP es única e irrepetible.

Cada byte es un número del 0 al 255 y se separa con un punto, esa es la razón por la que las IP lucen tal que así: 127.0.255.1. Eso en binario sería 01111111.00000000.11111111.00000001.

Una dirección IP se compone de dos partes bien diferenciadas, el netID y el hostID, que son determinadas por la máscara de red:

  • netID: Identifica una red. Por lo tanto, todos los hosts conectados a la misma red tendrán esa parte idéntica.
  • hostID: Identifica un host dentro de la red y determina cuantos hosts pueden existir para esa red.
bet ID y host ID
Ejemplo de una dirección IP

Así, por ejemplo, el netID de la anterior IP es 172.16 y el hostID es 254.1. Juntos conforman la dirección IP 172.16.254.1.

Hay dos tipos de direcciones IP; públicas y privadas, como veremos más adelante.

Clases de direcciones IP

Clase A

Usada para las redes más grandes, normalmente pertenecientes a multinacionales enormes que necesitas muchos equipos conectados a su red.

De 0.0.0.0 a 127.255.255.255. Tienen un netID de 8 bits y un hostID de 24 bits. Es decir, acumulan un total de 2^24 posibles direcciones IP diferentes.

Por lo tanto tenemos 126 redes distintas que pueden tener un máximo de 16.777.214 equipos conectados cada una.

Si nos fijamos, pertenecen a esa clase todas las direcciones que tienen el bit más significativo a 0. Es decir, que empiezan con 0.

La dirección 0.0.0.0 (con los 32 bits a 0) es especial y no se puede usar como IP de una interfaz.

Clase B

La usan universidades, empresas grandes o instituciones que requieren de una red de tamaño mediano – grande.

Comprende a las direcciones de 128.0.0.0 a 192.255.255.255. Tienen un netID de 16 bits, al igual que su hostID.

Por lo tanto acumulan 2^16 posibles direcciones IP. Lo que nos deja 16.384 redes disponibles con 65534 equipos disponibles para cada una de ellas.

Pertenecen a esta clase todas las IPs que empiezan con los dos bits más significativos a 10.

Clase C

Es la más usada. Aproximadamente el 99% de las personas hacen uso de direcciones IP de clase C. Se reserva para redes pequeñas de uso doméstico o para empresas pequeñas.

Comprende las direcciones de 192.0.0.0 a 224.255.255.255. Tienen un netID más grande que su hostID: el primero es de 24 bits y el segundo es de solamente 8, por lo que por cada red encontraremos «solamente» 2^8 hosts.

Eso nos deja con 2.097.152 posibles redes con 254 equipos cada una.

Las redes pertenecientes a la clase C empiezan con los tres bits más significativos a 110.

clases de dirección IP
Clases de direcciones IP

Clase D

Comprende las direcciones de 224.0.0.0 a 239.255.255.255. Están reservadas para direcciones multicast. Son aquellas IP que empiezan por los cuatro bits más significativos a 1110. Como particularidad no se pueden usar como @IP de interfaces (ordenadores, móviles, etc).

Clase E

Finalmente, la clase E comprende a las direcciones IP restantes, que van de 240.0.0.0 a 255.255.255.255 (la dirección 11111111.11111111.11111111.11111111, la cual también es especial).

Actualmente están en reserva para cuando en un futuro haya modificaciones o añadidos al protocolo IP que hagan totalmente indispensable disponer de más direcciones.

Aunque normalmente se usan con fines experimentales. Las direcciones que empiezan con los primeros cuatro bits a 1 forman esta clase.

Direcciones especiales

Hay 5 tipos diferentes de direcciones especiales que no se pueden asignar así como así, sino que tienen una funcionalidad específica:

  • hostID todo a 0: Identifica la red. Por ejemplo, 132.158.0.0 identifica a la red con netID 132.158.
  • hostID todo a 1: Sirve para mandar mensajes en broadcast dentro de la red. La dirección broadcast de la anterior red sería 132.158.255.255
  • Dirección 0.0.0.0: Se usa de identificador para el host en protocolos de configuración de la IP como el DHCP. Por ahora simplemente quédate con que no se puede asignar como IP de ningún aparato.
  • Dirección 1.1.1.1: Igual que la anterior, se usa para identificar a la red en protocolos de configuración de IP. Simplemente no la uses.
  • 127.x.x.x: Dirección loopback. Cada computadora tiene la suya y le sirve para comunicarse con él mismo mediante TCP/IP.

 

¿Para qué sirve una dirección IP publica?

Una dirección IP pública es la IP por la que se conoce a cualquier máquina desde Internet. Es la que nuestros ordenadores utilizan cuando salen a navegar por la red.

Te la asigna tu proveedor de internet (ISP) y la necesitas para entrar en Internet al igual que necesitas un pasaporte para viajar.

Generalmente, en las casas suele ser la IP que tenemos contratada para nuestro router, y por lo tanto la que identifica a todos los datagramas que salen des de todos los dispositivos de tu red privada o LAN hacia Internet.

Por ejemplo, si en mi casa tengo 2 ordenadores, 1 tablet y 1 móvil, cuando envíen tramas de datos hacia Internet todos saldrán des de mi router . Es decir, la información cambia su dirección IP por la del router temporalmente.

De esta forma, el servidor o terminal que conteste ya sabrá a quién tiene que responder, y será el router el que se encargará, una vez recibida la respuesta, de redirigir el mensaje al dispositivo correcto.

Para ampliar la información te recomiendo que veas el post de NAT.

¿Tiene algo que ver la IP pública con un dominio web?

Ya lo creo!

De hecho son lo mismo.

Cuando se creó Internet no existían los DNS (Domain name Servers, en español Servidores de Nombres) y tenías que acordarte de la IP del servidor si querías acceder a un contenido web, lo cual no era para nada eficiente ni práctico.

Imagínate tener que escribir 157.98.193.11 para acceder a tu página web favorita. ¡Que rollo!

Así pues, si ahora buscas, por ejemplo, aprenderderedes.com, estarás enviando una señal a un servidor de nombres (DNS) para que te resuelva el nombre de dominio y te devuelva la dirección IP del servidor web donde se aloja para posteriormente poder acceder a él.

De hecho, si tengo también los dominios aprendederedes.es y aprendederedes.org, ¡puedo hacer que apunten a la misma dirección IP! Lo cual lo hace ideal para fines publicitarios y de marca.

Mucho mejor, ¿verdad?

 

¿Para qué sirve una dirección IP privada? El porqué de su uso

Una dirección IP privada es esencialmente lo mismo que las públicas, con la diferencia que son fijas para cada dispositivo y no pueden acceder a Internet.

Te pongo un ejemplo: En casa, seguramente tengas más de un dispositivo electrónico que se pueda conectar a Internet, ¿verdad?. Pues bien, cada uno tiene su IP privada que lo identifica dentro de la red local de tu casa, pero si se quieren conectar a internet, envían los datos al router y usan su dirección IP pública para navegar.

Quizá te preguntes:

¿Pero porqué tanto lío? ¿No sería más fácil tener una IP por cada dispositivo que exista y punto? ¿Hace falta tener IP privadas y públicas? 

La respuesta es que claro que sí, amigo mío, pero cuando se inventó el protocolo IP nadie fue capaz de predecir que algún día pudiéramos llegar a quedarnos sin direcciones IP.

Como sabes una dirección IP tiene 32 bits, por lo tanto existen 2^32 @IP diferentes, es decir 4.294.967.296 direcciones IP entre las que escoger.

El problema es que actualmente ya nos hemos quedado sin.

Para resolverlo, en primera instancia se optó por reservar un pequeño espacio de las clases A, B y C únicamente destinado a direcciones IP privadas. ¿La razón? Para dedicarlo a las redes privadas (LANs) o hosts que usan el protocolo IP para comunicarse y no tienen una dirección pública, es decir que no son enrutables por ellos mismos hacia Internet.

  • 1 dirección de la clase A: 10.0.0.0 – 10.255.255.255
  • 16 direcciones de la clase B: 172.16.0.0 – 172.31.255.255
  • 256 direcciones de la clase C: 192.168.0.0 – 192.168.255.255
que es una dirección ip
Ejemplo de LAN (red privada)

En este ejemplo de una LAN podríamos tener lo siguiente:

  • Equipo de salón: 192.168.1.2
  • IP Impresora: 192.168.1.3
  • Servidor 1: 192.168.1.4
  • Servidor 2: 192.168.1.5

En el siguiente apartado verás la utilidad de las direcciones privadas.

¿Existen direcciones IP publicas y privadas iguales?

No y sí.

Tranquil@, es una respuesta ambigua, lo sé, pero no le falta razón.

Por un lado las direcciones públicas es imposible que estén duplicadas. No se puede. Cada conexión a Internet es única. Por lo tanto las direcciones públicas NO sin duplicables.

Sin embargo las direcciones privadas sí que pueden repetirse, pero no dentro de una misma red privada, obviamente. Sino tendríamos dos dispositivos técnicamente «iguales». Pero sí se puede si pertenecen a redes privadas distintas.

Al no conectarse a Internet un host de una red privada nunca podrá conocer la dirección IP de otro host de otra red privada, por lo que si tienen la misma IP no habrá ningún problema.

Eso al final se traduce en un ahorro masivo de IP, ya que con unas pocas cubrimos todas las redes privadas y «simplemente» tenemos que asignar las IP públicas a equipos que se conecten a Internet, como los routers.

 

Dirección IP dinámica

Una dirección IP dinámica es una IP asignada a un dispositivo mediante un servidor DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol).

La ventaja es que dicha asignación tiene fecha de caducidad, es decir, es temporal. Dicho tiempo es determinado por el mismo DHCP.

Así, si un usuario apaga el router, cuando el servidor vuelva a renovar el tiempo para su dirección IP se dará cuenta que está inactiva y la podrá volver a asignar a otro dispositivo y así evitar que hayan IPs inútiles que podrían ser asignadas a dispositivos que sí las necesitan.

Las IP dinámicas son las que actualmente ofrecen la mayoría de operadores porque les ahorran costes y suman eficiencia.

Generalmente todas las direcciones IP privadas se configuran de esta forma.

Dirección IP estática o fija

Como su nombre indica, una dirección IP estática no tiene caducidad, siempre es la misma.

Puede ser asignada manualmente por el usuario o en su defecto por el ISP (Internet Service Provider).

Generalmente las direcciones IP públicas se configuran como fijas porque se desea que no cambien: un servidor es importante que siempre tenga la misma dirección IP para que se le pueda referenciar correctamente.

Una IP puede ser privada o pública ya sea estática o fija. Generalmente se sigue la regla que he explicado, pero nadie prohíbe que pueda haber direcciones IP publicas dinámicas y direcciones IP privadas estáticas.

Dirección IPv4 vs dirección IPv6

Las direcciones IPv4 son las que he explicado a lo largo de este post. Hemos visto que nos hacen falta más direcciones IP públicas, no hay suficiente con las existentes. Por esa razón se crearon las direcciones IPv6.

IPv4 soporta 2^32 (4,294,967,296) de direcciones IP diferentes .

Las direcciones IPv6 garantizan varios millones de direcciones por cada habitante de la tierra, concretamente 3.4 x 1038 (2128) en total, y es que una dirección IPv6 está formada por 128 bits. Se expresan en notación alfanumérica o hexadecimal de 32 dígitos (un carácter hexadecimal equivale a 4 bits).

Dichas direcciones son el futuro y prácticamente tienen un número infinito de combinaciones. Lo que garantiza que la sustitución de IPv4 por IPv6 ya no va a incurrir más en este problema.

Cómo localizar la dirección IP de tu router ¿Cuál es mi IP?

Es muy fácil Simplemente usa una de las páginas web que recogen tu datagrama IP y extraen la dirección IP origen para mostrártela de forma automática, no tienes que hacer nada más que entrar. Da igual qué sistema operativo uses.

Puedes usar la de RaiolaNetworks 

Probablemente, si te encuentras en casa, esta sea la IP que tienes contratada con tu proveedor, es decir, la dirección IP de tu router.

Cómo localizar la dirección IP privada

Imagínate que yo ahora quiero saber cual es mi IP privada, aquí te indico cómo en función del sistema operativo que utilices.

Windows

Linux

En este caso te enseña cómo ver IP privada cómo pública en este orden.

MAC

Android

 

Y hasta aquí el post. Mucha información de golpe, ¿verdad?. Espero que te haya resultado de utilidad. No olvides puntuarlo acorde con lo satisfecho que estés.

¡Muchas gracias y hasta la próxima!

  • Si quieres ver qué hay dentro de un datagrama IP, quizás te interese conocer más acerca de la cabecera IP.

Espera… Quizás te interesa leer algunos de los posts de aquí abajo 🙂

Dirección IP: Qué es y para qué sirve
5 (100%) 2 vote[s]

Martí Juncosa

Estudiante de ingeniería informática en la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya).
Apasionado del SEO y las páginas web así como todo lo que tiene que ver con tecnología e innovación.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

redes informáticas

Shortcodes Ultimate

Redes Sociales

Shortcodes Ultimate

¡Síguenos en Twitter!

Shortcodes Ultimate

Las mejores reseñas del mercado

guías de compra